REMIRANDO LA GESTIÓN CREATIVA.




“Algunos diseñadores regalan el trabajo”
“La carrera me desilusionó”
“El cliente cree que solo hacemos dibujitos”
“La creatividad es libre, no debe limitarse por el tiempo”
“Solo puedo trabajar en este programa” “No se cuánto cobrar”
“La cotización no tenía esa aclaración, pero sí lo comenté”
“No hice contrato”
“El cliente no me ha pagado”

Estas y otras frases parecidas representan la mayoría de los problemas que enfrenta un profesional gráfico al momento de emprender.

Basta con navegar por cualquier grupo de diseño en internet para leer una y otra vez este tipo de cuestionamientos, es sin duda el talón de aquiles de la profesión. Sin embargo esto no es nuevo, hace 25 años cuando estudiaba la carrera, también se escuchaban las mismas preguntas, esto hace imposible cuestionarnos, por qué si nos decimos expertos en resolver problemas, ¿no hemos buscado una solución para esta situación? pareciera que nos enamora la idea de las formas y colores, de la función e innovación, de cambiar al mundo con nuestras habilidades, pero olvidamos la parte de “el buen trato” a estos aprendizajes.

Varias veces me han dicho, - Aldo, deja la administración para los administradores y la creatividad para los creativos - y no parece una idea errónea, sin embargo, considerando que el Diseño es una de las profesiones que más freelance y emprendedores genera, creemos que es clave adquirir habilidades que nos permitan arrancar los proyectos con mayor fuerza, y así, cuando nos toque ser ventas, operación, cobranza y hasta chofer, la resiliencia y probabilidad del éxito sería más alta.

Muchas universidades en México ya están en este camino, y consideran la gestión de la profesión desde el inicio de la carrera, implementan prácticas en CRM, ERP, gestores de proyectos y tareas con el objetivo que el egresado esté familiarizado con este entorno, sin embargo, existe un riesgo que en Planeta Gráfico visualizamos, y es que estas plataformas no están especializadas, es decir, buscan cumplir con un objetivo empresarial en general, para ellas es lo mismo que seas un despacho creativo que una cafetería o tienda de importaciones, debes adaptar tu proyecto a sus funciones, buscan una universalidad de la gestión logrando ser diseñadas para todos y para nadie.

En México se complica más la situación, según el artículo del emprendedor.com con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), comenta que existe una economía paralela que maneja suficiente recurso para igualar a la oficial, la economía informal, la que es más fácil, la que no se conecta con el gran plan, la que paga de inmediato, en efectivo y sin futuro, no se le invierte tanto tiempo en entenderla, su gestión es simple y flexible, una economía muy atractiva para el creativo según el IMCO.

Esta mezcla de ingredientes es una gran oportunidad para quienes nos gusta la gestión creativa, es momento de diseñar soluciones especializadas, que respondan a las necesidades y retos de los freelance y despachos, soluciones permanentes que los creativos se apropien, compartan y escalen.


Así, desde Planeta Gráfico queremos fomentar una revisión a la gestión creativa, a diseñar nuestras propias plataformas y herramientas, probemos diferentes opciones, tomemos lo mejor de las existentes, ajustemos, pongámosle color, vida, estética, que sea de fácil uso, que responda las preguntas planteadas, que den los resultados solicitados y nos permita seguir creando. Remirar la gestión creativa es cuidar nuestras habilidades para lograr los resultados que nos propongamos, es acercarse a la cueva que temíamos entrar y diseñarla hasta hacerla nuestro hogar, al final es eso, la gestión es la casa de la creatividad.

Te invitamos a ser parte de este movimiento e inscribas a tu comunidad educativa al ciclo de conferencias 2022 - 2023 donde hablaremos a profundidad de este tema y haremos que los asistentes Remiren la Gestión Creativa y logren otra perspectiva.





Concepto gráfico e ilustración: Daniela Vázquez
La experiencia Planeta Gráfico